La vida es un sueño.

Mientras unos viven la vida, otros la están soñando.


Mientras unos llevan esos sueños a convertirlos en actos, otros los dejan en añoranzas.


Mientras unos “quisieran ser”, otros “son” algunos impulsan con sus actos a otras personas y quienes siguen dormidos, están viviendo el sueño de alguien más.


Mientras unos se sumergen en sus miedos, otros viven para enfrentarlos.


Si te pregunto: ¿cómo te sientes ahora? En el presente, ¿sabrías responderme? Si lo sabes, estás despierto, si no, estás soñando. Viendo la vida pasar.


Disfruta, observa a tu alrededor, y pregúntate: ¿esto que hago es vivir?

Si haces lo que realmente hace vibrar a tu corazón, puede ser que estés viviendo el sueño. Tienes fortuna de saberlo.


Creo que, quien se preocupa por dejar algún tipo de legado en esta vida, es quien ha hecho consciencia de que la vida es efímera y ha estado cerca de sentir que puede perderla.


Llegar a ese nivel de consciencia, es algo valioso, porque puedes hacer algo por

enmendar algunos errores y dejar una huella.


¿Qué harían los pétalos de las flores sin ver el sol?, ¿cómo se abrirían las rosas?, la abeja que trae consigo el polen de las flores, las luciérnagas brillando en la noche, el corazón bombeando sangre al cuerpo… esas funciones son un mecanismo que da continuidad a la vida.


¿Tus actos dan continuidad a tu vida misma?


El regalo de la consciencia sobre la vida parece ser entregado solo a unos pocos.


La vida es un milagro, despierta, disfrútala hoy, respírala hoy y vívela hoy.


Con cariño, Lorena.



gif



26 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo