Los independientes

Escritores independientes, músicos independientes, políticos independientes, economistas independientes, periodistas independientes, cineastas independientes y todo aquel que llene este espacio “______” con un oficio, profesión, talento ó vocación que complete la frase con la palabra independiente.

Pareciera que estamos en la época de “los independientes”, ¿de dónde proviene ese impulso que nos hace lanzarnos al vacío para dedicarnos a lo que realmente amamos? Ó bien, ¿para luchar por aquello en lo que creemos?


Todos los independientes, nacemos de un impulso, un último recurso, no una decisión improvisada; al contrario, elegir esa independencia fue una decisión bien pensada y el impulso para lanzarte, llega en el momento menos esperado; quien nace siendo independiente, tendrá ese destino de por vida.


El sentirte incomprendido en algunos contextos, el sentir que estás encerrándote en una caja, sentir que te estancas en una situación, sentir que te estás traicionando, cuando no sigues aquello en lo que crees. Ése, es el impulso a seguir un camino independiente, un camino creado por tus propios méritos y por tu propia visión del mundo.

El acostumbrarte a ser libre de ideas y acciones, es algo que define tu independencia.

Y, en estos tiempos, cada vez habemos más personas que decidimos seguir ese camino, ¿no es raro que cada vez hay más profesionales siguiendo este camino?

¿Qué pasa ahora con las instituciones?, muchos deciden dejarlas por sentir que no se les da el respeto y valor que merecen sus empleados.


¿Qué pasa con las disqueras? Ó ¿con las editoriales de renombre? Prefieren darle espacio a quién tiene más seguidores en su red social que a quién tiene más talento para brindar.


Creo que, los números siempre han definido en ciertos casos el éxito de un producto o proyecto. En los negocios, es lógico que entre mayor influencia hay mayor ganancia. Pero, hoy en día, esto se está yendo más allá, considero que la música ya no se valora con base al talento; si no, a las ventas que genere el artista, el cine igual, aunque el guion de la película o las actuaciones sean un fiasco. Terminan siendo “Las mejores creaciones del año”, solo por las ventas que generaron.

Y sé, que lo mismo pasa con cualquier otra profesión. Ahora, pesa más la cantidad de seguidores que tengas en una red social que la calidad de contenido que ofrezcas. ¡Qué banalidad!


Siempre mis papás me enseñaron que el éxito es subjetivo, tengo muy claro que en la vida, todo depende del cristal con que se mira. Pero, quise compartir esto como una invitación a reflexionar, ¿los números o el dinero definen la calidad de algún producto o alguna creación?

¿En realidad necesitamos el reconocimiento ajeno para sentirnos satisfechos con nuestros logros?

Invito a aquellos que tienen talento e ideas originales, a no tener miedo de seguir un camino independiente, defender aquello en lo que creen. Seguir ese camino es difícil, es un verdadero reto, es como un día alguien me dijo: “lanzarse al vacío”, y cuando logras aquello que te propusiste y que nunca imaginaste lograr, conocerás ese tipo de éxito del que estoy hablando.

Tengo que decir que, ya es un éxito personal el hecho de atreverte a encontrar la fuerza muy dentro de ti, esa fuerza que ni tú sabías que tenías para construir tu propio camino, bajo tu propia visión. Ya es un éxito personal el haber tenido la valentía de soltar algunas cosas y alejarte de algunas personas que no te permitían seguir tu camino. Ya es un éxito personal tener un criterio propio y un talento que sabes usar, eso ya es un éxito que te define como alguien único, icónico, original, como alguien indiscutiblemente independiente.

Con cariño, Lorena.



gif





22 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

9/11

EQUIDAD.