Un minuto de Silencio.

¿Podríamos, después de leer este breve escrito, hacer un minuto de silencio?


Para los creyentes, tal vez no estaría de más pedir una oración, para los budistas, una meditación, para los que no creen, al menos guardar un minuto de silencio, como una manera de demostrar respeto, haciendo consciencia de lo que pasa en el presente.


Por las familias que tienen niños con cáncer y sobrellevan el desabasto de medicamentos, para los que perdieron su trabajo en esta pandemia, para los que han sido víctimas de covid – 19 o han soportado carencias, negligencias o falta de la atención necesaria y equipo médico al padecer esta enfermedad, para los más de 70,000 muertos por causa de una pandemia, por la mala gestión que se ha dado en el gobierno para prevenir o contrarrestar este virus. Por las masacres y feminicidios que han habido en lo que va del año.


Un minuto de silencio, para hacer consciencia de que se quitó presupuesto a los hospitales para “inyectar el dinero en la rifa de un avión”, con la excusa de que lo recaudado será para equipo médico y hospitales. Esperemos al menos eso sea cierto.


Mientras tanto, recordemos que el hecho de que se esté reactivando la economía, no significa que no hay quien siga padeciendo los estragos de la pandemia, por eso mismo, debemos seguir demostrando algo de respeto por la situación y tomar nuestras precauciones.


Guardemos, si podemos, un minuto de silencio después de leer este escrito. Porque, ya todos los mexicanos hemos tolerado bastante, sabiendo que a pesar de todo lo que está pasando, la única solución eficaz que ofrece el gobierno sea dirigir una conferencia con gente perdiendo el tiempo, todas las mañanas, diciendo de sobra, un sinfín de estupideces.


Cabe aclarar, guardar silencio no es dejar de luchar, tampoco dejar de buscar alternativas para que las cosas puedan mejorar, solo es una manera de recordarnos lo que pasa en el presente, una manera de hacer una pausa para solidarizarnos con la situación.


Alguien tiene que demostrar algo de prudencia y sensibilidad ante lo que pasa, y tal vez, guardando silencio por un momento, sea una manera de empezar a hacerlo. Porque lo que está pasando es por desgracia real, por lo mismo, merecemos al menos todos, un minuto de silencio para demostrar algo de nuestro respeto a la sociedad mexicana.

Con amor, Lorena.



142 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo

9/11